Select Page

Es aquel que realiza las intervenciones prediciendo cualquier falla antes que la misma pueda producirse.

imagen-mantenimiento-basico

Este tipo de mantenimiento esta basado en la experiencia, sonidos, vibraciones, consumos eléctricos, inadecuadas instalaciones, etc. pueden dar la pauta a un operario experimentado que en un futuro se generará un problema y poder tomar las acciones para que esto no suceda.

Cuando estamos realizando mantenimiento preventivo de una instalación es conveniente prestar atención a los cambio que puedan producirse en la instalación.

Algunos ejemplos de la experiencia:

Ruidos en el arranque de motores con correas.
Tardanza en el arranque de motores con capacitor de arranque.
Ruidos extraños en el funcionamiento.
Vibraciones extrañas.
Ruido en las cañerías de gas en el arranque de los compresores.
Aumento de los consumos eléctricos.
Recalentamiento excesivo de rodamientos y motores.
Falta de caudal de aire.
Falta de caudal de agua.
Salidas de servicio por presostatos de baja o alta de los compresores.
Aumento o disminución de la presión de trabajo en los compresores.
Congelamiento en la serpentina evaporativa.

Al detectar alguno de estos cambios es importante la rápida verificación de la instalación, una disminución en el caudal de aire puede estar producida por la simple obstrucción de las rejas de retorno o el cierre de una persiana de regulación, que de no ser solucionado con una simple acción puede producir fallas graves en la situación de confort.
Como puede verse algunas fallas pueden ser detectadas al conocer cabalmente la instalación, como ser “falta de caudal de aire” y por lo general el usuario final es el que nota la falencia, es importante que este informe de la “sensación” para que el personal de mantenimiento pueda verificar la veracidad del problema.