Seleccionar página

Ahorro de agua caliente

¿Podemos ahorrar agua caliente sin gastar dinero?

La primera respuesta a priori es «Si, sin ninguna duda», ya que nuestros habitos de consumo no son los mejores.

Cuando un edificio tiene servicios centrales, como ser la calefacción y el agua caliente de uso sanitario, de todos depende el ahorro para pagar lo mínimo posible, sin perder los beneficios que nos dan estos servicios.
Ahorrar gas y electricidad en estos servicios comunes puede lograrse con pequeños cambios de hábitos que no solo beneficiaran a nuestro bolsillo, sino que cuidaremos el medio ambiente.
Es importante tener en cuenta que al no poderse medir el consumo por cada unidad funcional, de todos depende poner un pequeño grano de arena cada día para conseguir el ahorro, mas cuando las tarifas han aumentado como todos sabemos.

Nos gustaría acercarles algunos pequeños consejos, quizás alguno de ellos ya los conocían y los practicaban.

Primero les pasamos una lista de los usos que mas agua caliente se consume en una casa:

1. LAVAR LA VAJILLA
2. DARNOS UNA DUCHA
3. AFEITARSE
4. LAVARSE LOS DIENTES
5. LAVARSE LAS MANOS

Lavar la vajilla

¿Cómo lavar la vajilla para ahorrar el agua que usamos?

Cuando lavamos la vajilla bajo el chorro de agua (sin cerrar la llave) gastamos entre 75 y 100 litros de agua al día.

¿Cómo ahorrar el 75% del agua que usamos?
– Retirar los desperdicios de platos, sartenes u ollas. Una de las maneras mas fáciles que encontramos es usar un papel de cocina y arrastrar todo al tacho de basura.
– Coloar toda la vajilla a la mano, apilados por tamaño y orden de lavado — vasos, cubiertos, platos, sartenes, ollas, seguro que tienen tu técnica favorita para acomodarlos en el escurridor.
– Llenar un recipiente o tapa el drenaje de la pileta y pone un poco de agua caliente.
– Utilizar el jabón conforme a sus instrucciones, siempre diluido en la cantidad de agua señalada, para facilitar el enjuague de la vajilla.
– Enjabonar la vajilla con la llave cerrada; si encuentras algún vaso, plato o sartén que tengan algún residuo pegado, déjalo más tiempo en jabón, seguro sale al enjuagarlo.
-Cuando no tengas espacio para más vajilla enjabonada, abrí la llave del agua y comienza a enjuagar.

 Si realizamos estos pequeños cambios gastaremos entre 15 y 22 litros de agua diarios.

Uso del lavavajilla.

Lavar los platos a mano es una tradición en cualquiera de nuestras viviendas. Antes de la aparición del lavavajillas e incluso, después de su invención, mucha gente sigue lavando sus utensilios de cocina usando una esponja y limpiándolos bajo la canilla abierto. Pero la ciencia no crea por gusto, una vez que nació el lavavajillas las cocinas fueron ataviadas con un nuevo equipo que, además de embellecerlas, son eficientes y sirven para ahorrar tiempo y trabajo humano. Entonces ¿por qué no usar el lavavajillas? ¿Porque gasta mucha agua potable y electricidad? Esto es un error.

Un lavavajillas que se utilice de manera correcta es un electrodoméstico amigable con el medio ambiente.

– Llear el lavavajillas. Si funciona a máxima capacidad estarás consumiendo menos tiempo, agua y electricidad que si lo ocupas hasta la mitad y vuelves a usarlo nuevamente para lavar el resto de los platos.
– Antes de introducir la vajilla dentro del equipo cerciórase de haber eliminado todos los restos de comida.
– Instalar un lavavajillas lo más moderno posible o, al menos, uno de clase «A».
– 
Tu lavavajillas, así como los restantes dispositivos que funcionan con electricidad, necesita mantenimiento y limpieza. Te sugerimos limpiarle los filtros con regularidad y secar su interior cada vez que termines de usarlo. Eso optimiza el electrodoméstico y extiende su vida útil.

Darse una ducha

¿Cómo darnos una ducha para ahorrar el agua que usamos?

Cuando nos duchamos durante 15 minutos gastamos entre 150 y 200 litros de agua.

Una buena ducha puede significar el comienzo de un gran día o la finalización de una jornada cargada de actividad, preocupaciones y por qué no, problemas. Los expertos la recomiendan como un hecho saludable por antonomasia y puede contribuir a mejorar nuestro estado físico y mental.

¿Cómo ahorrar el 60% del agua que usamos?

– No abrir las llaves al máximo por hábito, ajustarlo a la necesidad del momento.
– Intentar acortar el tiempo de duchado, tomemos conciencia cuanto tiempo nos quedamos debajo del agua, cuando ya estamos totalmente limpios y enjuagados.
– Como dijimos anteriormente es un hecho saludable, pero pensemos que acortar el tiempo de ducha en solo dos minutos puede ahorrar hasta 30 litros de agua.
– Ajusar la temperatura de tal manera de sentirnos cómodos.
Además el agua caliente reseca la piel, por ello lo ideal es que el agua de nuestra ducha tenga una temperatura de entre los 29 y los 37 grados Si nos duchamos con agua con temperaturas superiores a los 37 grados, que es la temperatura normal de nuestro cuerpo, de una forma prolongada y utilizamos el jabón o el gel de una forma intensiva podemos destruir el manto hidrolipídico que la cubre y protege.
– Idealmente podríamos cerrar la ducha mientras nos enjabonamos y volverla a abrir cuando nos enjuagamos.

Olvidándonos del último punto, si realizamos estos pequeños cambios gastaremos entre 50 y 80 litros de agua por cada ducha.

Afeitarse

¿Cómo afeitarnos para ahorrar el agua que usamos?

Una canilla abierta gasta entre 10 y 20 litros por minuto, si supongo que tardo en afeitarme 4 minutos estaremos usando entre 40 y 80 litros por afeitada..
Muchos hombres tenemos como costumbre afeitarse con la canilla abierta, además con bastante presión para quitar los pelos de la maquinita de vez en cuando sin esfuerzo.

¿Cómo ahorrar mas del 90% del agua que usamos?
– Llenar un recipiente con agua bien caliente para lavar la máquina de afeitar, introduciendo las misma dentro.
– Abrir la canilla para enjuagarnos y limpiar el recipiente junto con la afeitadora

Si realizamos este pequeño cambio gastaremos entre 1 y 2 litros de agua por cada cada afeitada.

Lavarse los dientes

¿Cómo lavarse los dientes para ahorrar el agua que usamos?

Otra práctica habitual e irracional es dejar la canilla abierta durante todo el tiempo que uno se lava los dientes. En realidad, un uso correcto sería abrir un segundo el grifo para mojar el cepillo y cerrarlo inmediatamente. Lavarse los dientes (unos tres minutos) y limpiar el cepillo.
Sabiendo que la canilla abierta gasta entre 10 y 20 litros por minuto, gastaremos de 30 a 60 litros cada vez.

¿Cómo ahorrar mas del 90% del agua que usamos?

– A la vieja usanza llenar un vaso con agua.
– Cepillarse los dientes durante 4 minutos con la canilla cerrada.
– Enguagarse con el agua del vaso.
– Finalmente abrir la canilla para enjuagar el vaso y el cepillo.

Si realizamos este pequeño cambio gastaremos entre 1 y 2 litros de agua por cada vez que nos lavamos los dientes.

Lavarse las manos

¿Cómo lavarse las manos para ahorrar el agua que usamos?

Una canilla abierta gasta entre 10 y 20 litros por minuto, si supongo que tardo en lavarme las manos entre 20 y 30 segundos estaremos usando entre 4 y 10 litros cada vez que lo hacemos .
Para lavarse las manos correctamente se debe incluir jabón y sólo una pequeña cantidad de agua tibia utilizando los siguientes pasos según el ministerio de salud:

¿Cómo ahorrar el 50% del agua que usamos?
-Humedecer las manos, cerrar la canilla y cubrir con jabón, frotando toda la superficie por lo menos durante 10 segundos.
-Frotar las palmas, el dorso, las muñecas, entre los dedos y bajo las uñas.
-Abrir la canilla y enjuagar con agua con la punta de los dedos en dirección hacia abajo para que la suciedad corra hacia el desagüe.
-Secarse las manos con toallas desechables.
-Cerrar el chorro con la toalla, jamás con las manos limpias.

Si realizamos este pequeño cambio gastaremos entre 2 y 5 litros de agua por cada vez que nos lavamos las manos.

Conclusión

Cuidemos el agua, cuidemos el planeta

Habitualmente cuando hablamos de cuidar la Tierra siempre pensamos en verde, sin embargo, si vemos el planeta desde el espacio podemos apreciar que la gran mayoría de la superficie es azul.
De hecho, el 71% de la superficie es agua, pero del total del agua que tenemos en el planeta, sólo el 3% es agua dulce, y de ese porcentaje, sólo el 1% está en estado líquido, el otro 2% se encuentra en estado sólido. Y, aunque no hace falta recordarlo, obviamente sin agua no podemos vivir.
Teniendo en cuenta que cada uno de nosotros consumimos en nuestras casas una media de 300 litros de agua al día, debemos ser conscientes de este problema y tratar de usarla correctamente, además de que esto nos cuidará el bolsillo.

Dto. de Ingeniería
Climaire SRL